10 Sep

ACTITUD INNOVADORA

Actitud innovadora

Actitud Innovadora

 

Innovar conlleva cambios en uno o más aspectos, pero en muchas ocasiones los agentes de la Innovación deben ser capaces de aportar soluciones novedosas con la condición de ser también coherentes. Se trata de lograr cambios sin romper del todo con la historia de la marca u organización. Es lo que en sectores artesanales se denomina combinar tradición y vanguardia.

Innovación y Creatividad son conceptos que se relacionan con frecuencia. Sin embargo, no son equivalentes. La Innovación requiere de Creatividad para lograr la necesaria diferenciación. Sin embargo la Creatividad no implica necesariamente Innovación.

Y es que todos los individuos somos creativos en algún grado. A la hora de resolver problemas, todos tenemos la capacidad de aportar soluciones desde diferentes perspectivas. Y esta aproximación creativa a los problemas, también incluye el planteamiento de límites o restricciones a las posibles soluciones. Es decir, todos tenemos la capacidad de participar en el Proceso de Innovación de una u otra forma.

Sin embargo, con frecuencia se asocia el calificativo de Innovadoras a aquellas personas que afrontan el proceso creativo desde una perspectiva de ruptura con lo establecido, de cambio drástico en la forma de proceder o en el enfoque del planteamiento.

Participar en el Proceso de Innovación requiere, por parte de todos los agentes involucrados, de una Actitud Innovadora, independientemente de cuál sea su perfil creativo. Pero, ¿cómo se logra esta Actitud Innovadora?

 

Tres Claves para una Actitud Innovadora

 

1. Cerrar círculos abiertos del pasado

A menudo nuestro espíritu se encuentra perturbado por condicionantes mentales, muchas veces asociados a cuestiones pasadas. Sólo cuando cerramos estos círculos viciosos de pensamiento, tomando conciencia de lo aprendido y agradeciéndolo sinceramente, conseguimos desprendernos de este lastre de pensamientos negativos o dañinos, que nos mantienen en la senda ya recorrida y nos alejan de las nuevas oportunidades.

2. Alcanzar un estado mental sereno, que nos permita enfocarnos a la Creatividad

Sólo cuando estamos centrados en el presente, evitando miradas retrospectivas, permitimos a nuestro cerebro realizar el viaje mental despreocupado, libre y creativo.

3. Comunicar con Asertividad

Los cambios asociados a la Innovación a menudo generan incertidumbre y recelos, lo que dificulta el éxito de la misma. Comunicar con Asertividad las ventajas de las nuevas ideas que se barajen o de las nuevas soluciones adoptadas, facilitará una mayor aceptación. Destacar los beneficios que aporta la novedad y poner de relevancia cómo respeta la esencia o la tradición, es vital para dotar de coherencia al Proceso de Innovación y también a la propia Innovación, ya sea en un contexto personal o profesional.

 

Estrategia Orgánica: Inteligencia Creativa al servicio de la Innovación

 

Estrategia Orgánica es un modelo de consultoría innovador que orienta el Proceso de Innovación en las Organizaciones.  Estimula la resolución de problemas de forma creativa por parte de equipos multidisciplinares (a menudo con perfiles creativos diferentes) y facilita el diseño de nuevas soluciones de forma consensuada. Además, fomenta en los profesionales una nueva cultura de trabajo: la Cultura de Innovación.

 

¿Interesado/a en Estrategia Orgánica como modelo de Innovación en tu Organización? ¡Solicita que te contactemos!:

09 Feb

INNOVACIÓN Y RSC (Responsabilidad Social Corporativa)

Estrategia Orgánica: Valores para el cambio y la sostenibilidad. Valores para la Innovación y la RSC.

Estrategia Orgánica: Valores para el cambio y la sostenibilidad. Valores para la Innovación y la RSC.

RSC: experiencias y valores

 

En Zaragoza están calando con fuerza experiencias empresariales responsables y sostenibles. Unas veteranas y conocidas en la ciudad, como las de Ecología y Desarrollo, Ebrópolis o la Fundación OZANAM, y otras más recientes, como las del CaféRSC promovido por Social in Way, el CHSR (Casco Histórico Socialmente Responsable) de Zaragoza, o la iniciativa Pilarín con fines benéficos, son sólo algunas de ellas.

Sin embargo, las prácticas socialmente responsables y sostenibles surgen de las personas. Personas involucradas, que creen fírmemente en los beneficios que estas prácticas reportan a todos. Estos días, he tenido el placer de compartir CaféRSC con algunos de ellos, organizadores, colaboradores y asistentes. ¡¡¡Felicidades a todos por enriquecer estos cafés!!!

 

Y hablando de Responsabilidad Social Empresarial, Zaragoza será de nuevo referente con la celebración de la 4ª edición del Congreso Nacional de RSE, especialmente orientado a las PYMES.

 

Innovar y ser socialmente responsables, ¿son incompatibles?

 

A tenor de lo escuchado en las mesas del CaféRSC a las que he tenido el placer de asistir, Innovación y RSC no sólo no son incompatibles, sino que tienen un gran paralelismo.

Ambos procesos requieren un cambio de cultura asociado a nuevas prácticas de organización, cooperación y toma de decisiones, que afecta a todos los grupos de interés involucrados en cada caso.

Tanto en Innovación como en RSC, el objetivo primordial es crear valor para su justificación. Valor relativo a las perspectivas económica, social y ambiental. Ambos procesos requieren altas dosis de Creatividad y de sistematización para lograr novedad y/o diferenciación en sus propuestas.

 

Definir la estrategia desde los valores

 

Al tratar de RSC y de potenciales propuestas de valor, surgen sobre la mesa, inmediatamente, aspectos de vital importancia para todos, como la necesidad de:

  1. Una visión global del proceso, que reflexione sobre todos los aspectos implicados
  2. Una visión natural que cuide los ecosistemas, considerando los impactos sociales y ambientales de las propuestas
  3. Inteligencia para definir y mejorar los procesos
  4. Empatía con todos los grupos de interés
  5. Optimismo para afrontar las barreras y los cambios asociados a la propuesta
  6. Inspirar a terceros con la creatividad de la propuesta
  7. Integrar diferentes perfiles y visiones, para lograr propuestas inclusivas
  8. Asociación con personas y organizaciones sinérgicas, que sumen valor
  9. Ser responsable con todos los recursos implicados
  10. Ser eficiente, para lograr más con menos.

En definitiva, Innovación y RSC son procesos que responden ambos a una verdadera Estrategia Orgánica que promueva la necesaria transformación desde el seno de las propias organizaciones.

 

¿Interesado en revisar tu estrategia empresarial o en acometer un nuevo proyecto? Solicita aquí que nos pongamos en contacto contigo: